Las perreras catalanas no pueden acoger a más animales

La perrera de Barcelona ya no admite más animales. No puede alojarlos porque el alud es tal que no tienen más espacio. Actualmente acoge a unas 300 mascotas y no puede atender a las 80 peticiones diarias que recibe. Esta situación se repite en el resto de refugios y centros de acogida de toda Catalunya, según relatan las protectoras. Detrás, está el aumento del abandono y el descenso de las adopciones, en gran parte motivados por la crisis.

«Este verano ha sido dramático», resumía la directora de la Liga para la Protección de Animales y Plantas (la perrera de Barcelona), Mercedes Hernández. «La perrera está a rebentar, no hemos podido asumir más entradas», lamentaba Hernández, que recibe una media de 80 llamadas diarias pidiendo abandonar su animal de compañía.

«Los ayuntamientos no están tomando medidas» para facilitar la castración y multar a quien venda camadas incumpliendo la normativa, apuntan tanto Hernández como Yolanda Valbuena, directora del Área Jurídica de la Fundación Altarriba. «Si se persiguiera la venta ilegal de un perro -de un ser vivo- como se persigue un bolso falsificado de Dolce Gabbana, no estaríamos en esta situación», sentenciaba Valbuena.

Fuente: 20 minutos

Vane Zamora