Becerradas de Algemesí: conseguimos filmar el asesinato de unos pobres animales de muy corta edad

EQUANIMAL – A finales de septiembre se celebran las “becerradas de Algemesí”, en la localidad de dicho nombre. Equanimal estuvo allí presente, esta vez el 26 de septiembre, para filmar lo que sucedía allí.

Becerro Algemesi
Becerro Algemesi

Las becerradas de Algemesí consisten en corridas en las que los participantes son, literalmente, aficionados, esto es, gente cualquiera de una peña taurina que se apuntan a matar a unos becerros indefensos. Muchos de estos aficionados son muy jóvenes, en ocasiones, chicos apenas mayores de edad, que agreden a los animales, con banderillas y espada, como se les ocurre.

Las terribles agresiones a los animales en las que consiste la tauromaquia son bien conocidas. En este caso, tales agresiones se ceban en unos pobres animales de muy corta edad, becerros menores de dos años que son, prácticamente, unos niños para su especie.

Los becerros sufren una lenta y larga agonía; después de ser toreados, se les clavan banderillas de acero de 8 cm en numerosas ocasiones en patas, pecho y hasta cuello, que les provocan profundas heridas y graves pérdidas de sangre. Los animales desamparados intentan huir desesperadamente emitiendo gritos desgarradores e incluso dirigiéndose a la puerta por dónde salieron.

Son muy frecuentes los casos en que son atravesados varias veces por una espada de 80 cm con el sonido de fondo de risas y gritos del público. Con las banderillas clavadas y desgarrando su cuerpo finalmente el animal cae al suelo donde un matarife intenta rematarlo con la puntilla, pero como suele “fallar” se la clava repetidamente incluso hasta decenas de veces. En todo este proceso el animal todavía sigue vivo y agonizante incluso hasta que lo transportan y lo entierran.

Por desgracia, en esta ocasión los activistas que estaban grabando todo desde dentro fueron descubiertos, cuando estaba siendo toreado el tercero de los cuatro toros. En el medio de una gran tensión, tuvieron que salir antes de tiempo. En este momento, la atención de toda la plaza se centró en ellos, siendo objeto de abucheos, insultos y todo tipo de increpaciones. La policía no protegió a los activistas (pese a que lo que estaban haciendo era totalmente legal), y estos tuvieron que huir del lugar a toda prisa.

La buena noticia es que lo sucedido permitió salvar la vida de un animal. Cuando los activistas fueron descubiertos, toda la atención del público se centró en ellos, en lugar de en el aficionado que estaba toreando al animal. Este se quedó sorprendido y frustrado por ello, y acabó tirando la espada y abandonando el coso. Ante esto, el toro fue indultado. Este animal se encontraba prácticamente ileso, con lo que se consiguió salvar su vida.

Continuaremos trabajando para sacar a la luz las agresiones a los animales, salvar a aquellos que esté en nuestra mano ayudar y difundir un modo de vida libre de explotación animal. Esta vez ha sido en las becerradas de Algemesí, mañana será en otros lugares donde los animales son explotados.


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home/vendrell/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273